miércoles, 5 de mayo de 2010

The Search

Una de las cosas bonitas y emocionantes aunque en ocasiones molestas de este deporte es la búsqueda de condiciones: Internet en una mano, gps en la otra, móvil en una oreja, lo que dice tu compañero en la otra oreja, un ojo en el cielo y en todo objeto susceptible de moverse con el viento y el otro ojo en la carretera, practicamente cada sesión se convierte una aventura propia de los mejores exploradores.
De The Search


Así, como nómadas en busca de su alimento nos empezamos a mover Santiago, Álvaro, Lúa y yo el lunes, buscando ese viento y esas olas esperadas.
De The Search

Esta búsqueda tiene su punto, forma parte de un juego curioso en el que nos metemos y en el que todos los detalles son dignos de uso y disfrute. Pero esta exploración pierde el sentido y la gracia cuando no llega a buen puerto.
De The Search

Unos cuantos kilómetros, muchas dudas sobre que opción coger, ansias y esperanza por encontrar algo mejor tras la llamada con rastreo por internet incluido de Paola a la que siguieron algunas otras alertándonos, lluvia y vuelta a casa, como el hijo pródigo después de unas 3 horas mareando.
De The Search

Pero nada más tomar la decisión de la vuelta el cielo en forma de granizo se burla de nuestra aventura... ¿qué vamos a hacer? ya que estamos, cogemos las opción del hijo pródigo con algo de esperanza.

Un cielo precioso a la vez que inclemente, huyendo de la boca del lobo aun hay esperanza: "y si cuando lleguemos a Alicante esta despejado y entra viento?"

Pero al llegar a Alicante lluvia y más lluvia, ¿y el viento? el viento escondido no quería mojarse.

Con la decisión de volver a casa tomada, un claro entre las nubes por poniente y una brisa de levante hacen que Álvaro y yo volvamos a tener esperanza.

Internet para ver que esta pasando, un "choriqueso" y una hamburguesa gentileza de "Ca Álvaro". Y tras confirmar que la dirección del viento era la correcta solo hacia falta esperar a que subiera.
Llamada de Javi desde la Vila: "esta para 5.8, esto tiene que bajar".

Emocionados vamos a Río Seco, pero nada de nada,
De The Search

De The Search
De The Search
desquiciados y resignados lo damos todo por perdido hasta que aparece Emilio para sacar un famoso brote verde, no penséis mal, estoy hablando de la opción del SUP.

Camino para el Sidi, Mario traía dos tablas de SUP (gracias Mario) olas guarras y cortas, viento, corriente... un desastre pero por fin a las 18:00 h. después de estar desde las 11:00 h. aproximadamente buscando un lugar donde el salitre nos acariciara, ahí esta el momento deseado.
De The Search

De The Search

De The Search

De The Search

De The Search

De The Search

Sin duda este baño no compensaba la búsqueda. Pero así es el juego, en ocasiones no se gana, pero al menos lo intentamos, y es que como no lo vamos a intentar. Todos conocemos las posibles recompensas y qué me decís, ¿vale la pena?
De The Search


Fotos: Álvaro G. y José S.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Quizás te interese...