miércoles, 29 de enero de 2014

Ilusiones, empeños y realidades del surfista mediterráneo


Es curioso lo que la sugestión es capaz de hacer. Y es que el surfista mediterráneo (con vela, con remo o a pelo) debe nutrirse en muchas ocasiones de altas dosis de sugestión, acompañadas de una gran capacidad de imaginación.






Que por qué digo eso... pues porque, aunque lo de este fin de semana haya sido un ejemplo de esto, muy a nuestro pesar, son muchas las sesiones en las que, con condiciones extremadamente pobres, unos montan velas de 4.7, otros tablas de 81 litros, y nos lanzamos como locos.











Bottons, cut backs...

















Reentrys y aerials forzados por la sugestión y la imaginación en la realidad de unas condiciones inexistentes.

Fotos de Vicente, Piles Team: http://voricente.wix.com/piles-team

y de José Sepulcre

miércoles, 22 de enero de 2014

El Spot: Calblanque

No sé muy bien lo que será, pero navegar en Calblanque siempre es algo especial.

Las condiciones, la gente, 




 el paisaje, 

los buenos amigos, las olas,


la corriente, las insistencias (grandes ejemplos, Guillermo Ortega y Tono), los bofetones salados, la tensión... 


¿quién sabe? sólo sé que nunca defrauda.



Fotos de Jorge Rodríguez y Guillermo Ortega

miércoles, 15 de enero de 2014

Tourist of the sea

Nada más reservar mi billete hacia Park City para visitar a mi novia, se me ocurrió revisar el pronóstico para Tahití, y vi un periodo de 18 en la página de previsión. 

Con los swells del sur se suele acertar bastante, al menos con una semana de antelación, por lo que al ver ese enorme oleaje venir, hablé con "Mr. Baja", Brian Caserio, y dijo que parecía que el swell estaba a punto de golpear, que si quería ir. A los dos nos daba pereza la idea de organizar, preparar y reorganizar nuestros horarios. El deseo de conseguir uno de los grandes swells del sur, nos hizo emocionarnos y desear ir hacia la aventura. Llamé a Graham Ezzy y empezó a buscar la aventura también. 

Seguimos hablando de la idea durante el evento de la AWT en Santa Cruz, nos iba y nos venía:

Si podemos hacerlo, ¿cuál es nuestro margen de tiempo?, ¿cómo estarán las olas? y así todo el tiempo. 

Acababa de ganar la eliminatoria simple y estaba bastante animado, era como, ¡vamos a hacerlo! Era una misión. 

Mi billete a Park City no era reembolsable, así que podría ir a ver a mi novia por un día. Esperaba en el avión, la vería el martes, luego de vuelta en el avión el miércoles... 

Brian me recogió en LAX, condujo hasta San Diego, durmió y se puso otra vez en la carretera a las 5 de la mañana. La falta de sueño, un poco de ansiedad  y algunos avisos del swell del sur a lo largo del camino, hicieron el coche volar. 

Graham tuvo que coger otro camino. No le vimos ni cuando llegamos, así que tenían que estar detrás de nosotros. Llegamos a Punta San Carlos y nos encontramos con olas de mástil y viento para 4.2. ¡Estaba a tope! Uno de los problemas, no me llevé mi 4.2. Bueno, por suerte para mí, los chicos de SoloSports llevan las nuevas velas Ezzy Elite y, en un momento, ya estaba en el agua. Totalmente pasado de vela, con olas de mástil, condiciones totalmente desfasadas... esto es justo lo que me recetó el doctor. Ola tras ola, ¡era una locura!

Crecer en el sur de California, Baja California, donde mi hermano y yo aprendimos a hacer windsurf en olas. Es el mejor lugar en el mundo, en mi opinión, para aprender a hacer surf con vela. Esto fue todo, esto es lo que habíamos soñado toda la vida: el viento, las olas y el mayor swell del sur de Baja que entró en verano. Había esperado 20 años, sé que suena a coña, pero realmente había esperado 20 años para conseguir cuadrar este lugar con las olas como las que tuvimos. Suena a tópico, pero fue un sueño hecho realidad. Me refiero a que en los últimos 15 años de mi carrera profesional, poder tener tiempo de pillar un oleaje cuando se está compitiendo en la PWA es bastante difícil de lograr. Los astros se alinearon y durante tres días, tuvimos todo lo que podíamos manejar. Ola tras ola, serie tras serie, fue simplemente increíble. Todavía estoy flipando desde el viaje y no puedo esperar hasta la próxima operación quirúrgica.

Kevin Pritchard


Tourists of The Sea - Episode Two - Punta San Carlos - Surgical Strike - Kevin Pritchard + Graham Ezzy from Johannes Neumann on Vimeo.
I had just booked my ticket to go to Park City to visit my girlfriend when I happened to check the forecast for Tahiti and saw an 18 second interval pop into the forecast window. With the south swells you can get a pretty good idea at least a week in advance, so I saw this massive swell coming. I talked with “Mr. Baja” Brian Caserio and said looks like there is another swell hitting, you want to go. We both grimaced at the thought of organizing, preparing and rearranging our schedules. The desire to get one of the big south swells, made us excited and craving to man up for the adventure. I called up Graham Ezzy and he started looking into it as well. We kept tossing the idea around over the Santa Cruz AWT event, going back and forth, if we can do it, what is our time frame, how is the swell going to hit and so on. I had just won the single elimination and was pretty happy with that so I was like lets do it. It was a mission. My ticket to Park City was non refundable. So I might as well go see my girlfriend for one day. Hoped on the plane, said hi on Tuesday, then back on the plane on Wednesday, Brian picked me up at LAX, drove to San Diego, slept and hit the road at 5am. Some lack of sleep, some anxiety, and some hints of south swell along the drive, made the drive seem to fly by. Graham had to hook up with another way down as we were full in Brian’s Tundra. We didn’t see them on the road or when we arrived so, they had to be behind us. We arrived to Punta San Carlos to mast high waves and 4.2 wind. It was blasting. One problem, I didn’t bring my 4.2. Shoot. Well lucky for me, the guys at SoloSports carry the new Ezzy Elite sails, and bam I was out on the water. Fully overpowered, mast high, insane conditions. This is just what the doctor ordered. Wave after wave, it was insane. Growing up in Southern California, Baja is where my brother and I learned to windsurf in the waves. It is the best spot in the world in my opinion to learn to wave sail. This was it, this is what we had dreamed of all our lives, wind, waves, and the biggest south swell of the summer hitting Baja. I had waited 20 years, I know that dates me, but I really had waited 20 years to get this place like with the waves like we had. It sounds cliche but it was a dream come true. I mean for the last 15 years of my professional career, to be able to take time to jet down for a swell when you are competing on the PWA world tour, is pretty tough to pull off. The worlds aligned, it came together and for the next three days, we had all we could handle. Wave after wave, set after set, it was just awesome. I am still glowing from the trip and can’t wait for the next surgical strike.

Kevin Pritchard

miércoles, 8 de enero de 2014

¡Puro vicio!

Parece que hemos tenido unas navidades llenas de ciclogénesis, borrascas y temporales. Pero no sé por qué no nos ha satisfecho, ¡queremos aún más!

La gente está nerviosa, tensa, con una sensación de satisfacción que es insuficiente; no sé cómo decirlo, es algo raro, adictivo… Los spots se llenan al máximo cuando aparece el mínimo atisbo de viento y/o de olas, se exprimen las condiciones hasta ya no dar más y, a pesar de salir satisfechos, ¡queremos aún más!

















En los grupos de whatsapp aparecen frases llenas de tensión, no por lo que dicen, si no por lo que pueden llegar a significar. Claro ejemplo de esto es: “no voy al agua desde el 2013” y es que, ¡queremos aun más! 




























Así pues, ¿cuándo volveremos a mojar? Porque… 
¡Queremos aún más!


Fotos de la sesión del 27-12-'13 en Paquebote por Álvaro Garcia y Rogier Scholte
Se ha producido un error en este gadget.

Quizás te interese...