lunes, 6 de julio de 2015

Oasis espacio-temporales


Verano y lo que eso conlleva: turistas y sus huellas; ruido, mucho ruido que apaga el sonido del mar.

En este tiempo el agua transparente, la tranquilidad y fiereza del mar y del viento, dejan paso a la suciedad en la playa, el aceite en sus aguas, el ruido de motores y de los altavoces de los teléfonos móviles. 

Como espectador y escenario a la vez, un mar cansado, sucio y sin fuerzas para mostrarse tal y como es. Pero afortunadamente entre estos días estivales, de vez en cuando aparece ese oasis espacio-temporal en el que el mar y el viento enseñan su mejor cara, es momento de reencontrarse con esos viejos amigos.
















¡Gracias oasis!








No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Quizás te interese...