miércoles, 9 de diciembre de 2009

Mear contra el Viento

El viento y las olas después de mucho tiempo sin aparecer habían vuelto, lo sabíamos todos, lo notábamos todos y por lo tanto el domingo estábamos todos invitados a la fiesta en Calblanque… Pero una sensación extraña nos recorre, un espíritu de contradicción nos hace replantearnos constantemente la opción calblanquiana: desde esperar a que funcione Varadero, un auténtico acto de fe, hasta ir a Almería…

Las previsiones del domingo nos hace dejarnos de chorradas y encaminarnos (Mario y yo) hacia Calblanque. Sabemos que esta funcionando, que ya hay gente allí, pero ese adorable cabrón (el espíritu de contradicción), no descansa y cuando parecía que íbamos a caer en Calblanque alguien mencionó la palabra mágica “Portman” con lo cual el ya mencionado adorable cabrón despertó de golpe y entre que Mario quería conocerlo, yo quería probarlo de verdad y la idea subyacente de ir contracorriente, acertar y que ese triunfo sea por lo tanto algo espectacular junto al hecho de que Portman se encuentra antes que Calblanque en nuestro camino, hizo que no nos pudiéramos resistir a la tentación.Portman ofrece una imagen desoladora, inhóspita y extraña, pero a la vez bella, es una gran muestra de adaptación de la naturaleza a lo antinatural. No entiendes nada y te sientes como un pequeño espectador frente a un escenario gigante e incomprensible. Y ahí, entre todo eso estaba el viento y el mar.
Sabíamos que no eran las condiciones de nuestros sueños, había viento, pero racheado y con una dirección regular (side-on), había ola, pero rota y no muy grande, realmente sabíamos que Calblanque debía de estar mejor, pero no lo pudimos evitar, Mario 4.7 y yo 4.2 Una primera hora de calentamiento bastante divertida. Mario surfeando y sacando aerial back side, por mi parte algún que otro saltillo mantenido


y forzando giros en la ola en front side. Una ola fácil que si te mantenías en ella hasta el final, bajaba de tamaño pero se ahuecaba, así que ha seguirla. Después de un giro light en back side, enlazo con el giro de cara a la ola, recorto ese trozo de agua en pendiente sin romper y continuo bajando la ola en ceñida, me mantengo en la pendiente disfrutando del ritmo que me impone, miro a esa pendiente que esta empezando a cambiar de forma, echo la vela hacia delante, peso en el pie de delante, la tabla empieza a girar hacia ese punto de la ola que estaba cambiando su forma, la ola empieza a forma un labio, fuerzo mi posición, inclino el cuerpo más hacia dentro del giro para cerrar más ángulo de giro, me encaro al pico y ¡¡zas!! Impacto con él mientras cambio de postura, ahora miro hacia la orilla me incorporo un poco, echo el cuerpo para delante, mientras recojo las piernas y las pego a mi, tras un par de segundos disfrutando del vuelo, extiendo las piernas y la espuma me trasmite esa sensación de aire en el mar, me entendéis ¿no? Ese aire acuoso me atrapa, aguanto la respiración, mantengo la vela en pie, me inclino todo lo que puedo hacia delante y me termino de incorporar…. ¡¡QUE GOZADA!! Después de esto, poco más, con la lluvia el viento cambió de dirección, estaba raro, dentro parecía que venía de mar, pero en la orilla habían rachas de tierra… Esto unido a que nuestro subconsciente sabía que lo intentamos pero que nos habíamos equivocado de decisión, decidimos ir a Calblanque.

Al llegar, mucha gente conocida, desde la gran familia murciana (Luís, Óscar, Jose stunts y CIA etc.) hasta gente de Alicante (Juanto, Pedro… ) Albacete (Ponci), Valencia (Mario) y unas muy buenas condiciones daban a Calblanque una atmósfera triunfal.

Mantenemos mismo tamaño de Velas, Jose de Stunts me deja su AHD trifin para probarla, gracias, pero al disponernos a bajar, el viento cambia de dirección y baja… Pues nada a desmontar y sacar las tablas de surf. Nada más pisar el agua el viento vuelve a su dirección y fuerza inicial.

Tras luchar contra el viento y la corriente y coger una ola cada uno, nos rendimos a la venganza de Calblanque por el despecho que le hicimos y con el rabo entre las piernas nos volvemos a casa con buenas imágenes para recordar pero con ganas de más. Esto es lo que te puede pasar si meas contra el viento.

No hay comentarios:

Se ha producido un error en este gadget.

Quizás te interese...